Oktubre y Paka Paka recibieron donaciones

Rugby: Mar del Plata | Mayores

Dentro de lo que fue una iniciativa de Hand Off y respaldada por la comunidad del Rugby de Mar del Plata, los internos de la Unidad Penal 15 de Batán y que participan del programa “Recuperar Vida” de la ONG “Cambio de Paso”, recibieron donaciones de Ropa de Rugby y en el siguiente video, te mostramos todo lo que pasó.

Por Lucas Currá

Viernes 11 de Agosto, temporal en el partido de General Pueyrredon, clases suspendidas en ambos turnos, cortes de luz, árboles caídos, a pesar de esa realidad estaba confirmada visita al Penal y por eso concurrimos, transitando una inundada Ruta 88.

Ingresamos a la Unidad Número 15 y fuimos recibidos por Fernando Puebla, del Servicio Penitenciario y de Cambio de Paso, además de Leo, uno de los internos que está cumpliendo la fase final de su condena.

Luego de ingresar y esperar la requisa de los oficiales, pudimos entrar a los dos módulos donde se encontraban los chicos disfrutando de un “Tercer Tiempo”, luego de haber entrenado con “Clandestinos”, equipo de veteranos de varios clubes.

Allí cumplimos con el primer propósito que teníamos para la tarde, que los internos pudieran ver el Documental que realizamos junto a Rodrigo Barcia. Para ellos, montamos un “mini cine”, con proyector y equipo de audio y no sólo pudieron ver esas imágenes, sino también las tomadas por Gerardo Merello de Tandil y que fuera subido a redes sociales.

Después de ver esas imágenes durante casi una hora y media, en silencio, respetuosos, realizamos la entrega de Ropa que donó la gente a Hand Off y que fuera entregada en mano a los internos.

Ellos, organizados por sus dos capitanes, dividieron la ropa 50% y 50%, para que puedan ser utilizada para Oktubre y Paka Paka, mayores y menores.

Queremos agradecer y puntualizar las donaciones en Ramiro Bibiloni, de Mar del Plata Club, también lo que hizo Juli Soberon de la M16 de Sporting y las chicas del Rugby Femenino de Comercial.

Lo más importante que pasó esa tarde quedó para el final. Ya sin cámaras prendidas, se formó una ronda, con mate de por medio, fue una media hora de charlas, vivencias, anécdotas y la promesa de muy pronto poder seguir haciendo estas acciones. Se viene una gran sorpresa para todos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario